Nuevas formas culturales de la sociedad red

Enero 23, 2009

Ni LiBRe Ni oCuPaDo

Archivado en: Plaza Pública — Marta @ 3:32 pm

Como ya os he dicho en alguna ocasión, estoy “enganchada” a un blog (en concreto). Hoy, haciendo la visita de rigor he encontrado esta entrada que considero está bastante relacionada con lo que hemos comentado alguna vez: que a la red le falta calor y bla bla bla.

Sin más os dejo “el artículo” para que reflexionéis: me parece muy intersante el apunte que hace al final sobre la película y el libro “El perfume” de Patrick Süskind. Como no he pedido “licencia” cito la fuente exacta: El blog se llama “Ni libre ni ocupado” y el bloguer: Daniel Díaz. Está alojado en 20minutos y fue el ganador de la edición del concurso de blogs de ese periódico gratuito en la penúltima edición. Este es el link: http://blogs.20minutos.es/nilibreniocupado

Y ahí el artículo “Tócame”:

“El post que ahora mismo tienes ante los ojos también aparece conjunta e indisolublemente en la edición impresa de 20minutos. A simple vista, letra a letra, los dos textos dicen lo mismo. Sin embargo (y te invito a que hagas la prueba), si después de leerme en la pantalla de tu ordenador me vuelves a leer en el diario, en papel, creerás haberte enfrentado a dos textos radicalmente distintos.

Si bien es cierto que internet nos permite leer y ser leídos desde cualquier parte del mundo, la letra impresa posee un par de elementos mágicos imposibles de recrear con la tecnología: El tacto y el olfato. Los diarios, como los libros, se pueden tocar, acariciar, manosear; y también huelen. Huelen a tinta, a papel, a huellas dactilares o a manchas de café.

Tampoco es lo mismo leer mi columna arrugada, recién sacada de una papelera, que hacerlo a pie de imprenta y aun caliente. El texto es el mismo, pero el contexto lo cambia todo.

Quien se haya leído El Perfume, de Patrick Süskind, sabrá de lo que estoy hablando. Si sólo has visto la peli, no.”

6 comentarios »

  1. Estoy muy de acuerdo con lo dícho en el blog. este tema lo hemos hablado y creo que todos opinamos mas o menos igual, a la red le falta calor, le falta cercania fisica, sensorial. al igual que lo dicho el blog, la red te permite llegar a millones de personas desde infinidad de lugares, solo es necesario un ordenador y conexion a internet, pero la comunicacion no es la misma. el ejemplo que dice acerca de el perfume me ha gustado, yo he leidoel libro y he visto la peli, y logicamente no es lo mismo, el mensaje puede parecerse, pero la forma de comunicar y de entender y sentir la obra no tiene nada que ver. con la comunicacion en la red pasa algo parecido. la red tiene cosas muy buenas, que han hecho cambiar nuestra forma de relacionarnos y de comunicarnos con los demas, pero no hay que pensar que esto es la panacea. Hay que darse cuenta de lo que perdemos con esta nueva forma de relacionarnos para intentar ponerle remedio o en todo caso, mejorar esa relacion, no perder cierto calor humano, para no convertirnos en “maquinas”.

    Comentario por Manuel — Enero 26, 2009 @ 1:11 am

  2. Esa “frialdad” que para algunos de nosotros tiene Internet, se podría explicar a partir de un sentimiento de nostalgia que nos produce el cambio de hábitos en nuestra vida. En efecto hay cosas que no se puede ni se debe cambiar, como el gusto de dar un paseo, salir a caminar, estar cara a cara con otras personas. No creo Internet sustituirá el mundo presencial por digital, Es un medio más, que nos ayuda hacer las cosas más ágiles y eficaces, para así ahorrar tiempo y molestias. En teoría al tener más tiempo, podríamos dedicarlo a hacer las cosas que más nos gustan. Lo importante es saber que la Red no lo es todo, solo es una herramienta para hacer la vida mas cómoda.

    Comentario por Alvaro Silva — Enero 27, 2009 @ 4:33 am

  3. Alvaro, tu comentario me ha hecho reflexionar mucho. Explicar la “frialdad” de la Red a partir de la nostalgia que sentimos me parece muy interesante y me abre un camino lleno de dudas. En primer lugar y desde el egocentrismo (compartido, por tanto, más bien “nosocentrismo”) más absoluto: nuestra generación es esa generación - frontera que ha compaginado los juegos en la calle con las videoconsolas, los chats, y, en general Internet; por tanto si tiene sentido hablar sobre la nostalgia, pero… ¿Y la generación de los que han nacido con el pulgar diseñado para escribir sms, la mano adaptada a los mandos de la wii, y el cerebro formado por diferentes compartimentos para hacer mil cosas a la vez desde una pantalla de ordenador… qué nostalgia pueden sentir? ¿Para ellos la Red no es fría? La generación anterior que ha descubierto y se ha integrado a Internet a los cuarenta años (por ejemplo) ¿sienten más “frío” que nosotros cuando se conectan?
    En segundo lugar, afirmas que no crees que Internet sustituirá el mundo presencial por el digital; aunque no puedo evitar estar de acuerdo contigo, observo que cada vez son más cosas las que se tramitan por Internet o por aparatos digitales, por ejemplo: vas al paro, a Correos, al Rectorado (sin ir más lejos) y has de pedir tu turno de atención mediante una máquina que ya selecciona la gestión que quieres realizar, este acto, no hace mucho tiempo lo hacían personas. Quieres pedir una beca, apuntarte a un curso, matricularte en la Universidad… antes tenías que “patear” la calle: comprar la solicitud en el estanco, ir a una oficina a buscar unos papeles que luego rellenar… ahora, en cambio, desde tu cama y en pijama puedes inscribirte en un master, en un curso o pedir una beca.
    Sin movernos de una silla estamos haciendo un trabajo para el master y ahora, dos días antes de entregar un trabajo, nos estamos planteando sustituir un café, una discusión sobre el formato del trabajo, por hacerlo mediante el MSN o un chat… y lo peor de todo… es que no siento nostalgia porque, evidentemente, me resulta más cómodo.

    Estamos en un proceso de cambio y ni siquiera somos plenamente conscientes.

    Comentario por Marta — Enero 28, 2009 @ 4:46 am

  4. Marta, Yo creo que las “frialdad” de la red para algunos, si puede estar relacionado con la edad y sus vivencias, para las nuevas generaciones, que ya nacieron con eso, no conocen otra forma de relacionarse y hacer las cosas, por lo que no van a extrañar y sentir nostalgia de algo que nunca han vivido, por otro lado no tienen con que compararlo, para ellos lo más seguro es que la red no sea ni “fría” ni distante.
    También está el caso, de las personas mayores, que han estado habituados a realizar sus actividades sin contar con internet, les cuesta mucho acercarse a estos nuevos medios. Y prefieren hacer sus cosas de la forma “tradicional”, aun son muy escépticos para realizar algunas actividades por este medio. Respondiendo a tu pregunta, para mí la manera de percibir “frialdad” está estrechamente relacionada con la edad, y su forma de acercarse al mundo.

    Comentario por Alvaro Silva — Enero 29, 2009 @ 4:15 am

  5. Comparto la falta de calor de la Red en las relaciones sociales personales, pero difiero en lo que un texto te puede hacer sentir dependiendo del medio. Son letras; letras en un libro, letras en la puerta del baño, letras en los sobres de azúcar, letras en la pantalla de un ordenador. Lo importante de las palabras es el significado y en el caso de “El Perfume” es la manera de describir con una fidelidad y delicadeza tál lo que hace que se te ericen los pelos. Esa redacción hace que sientas y casi puedas palpar algo que no está, pero no puedes; sólo puedes oler cuando algo huele, si lo lees te lo imaginas, puede parecer que estés viviendo una realidad pero no lo haces, son letras, es un sueño.

    Bien es cierto que puedes oler un libro, pero es el libro lo que hueles, no la historia, es el portador de la historia, como la pantalla porta historias aunque huela a plástico.

    Al igual que Álvaro, pienso que es nostálgía y habrá que preguntarle a Marta si se lee el Blog o el 20 minutos y el porqué. Los hábitos cambian. Ella también lo ha reconocido.

    Por cierto a la Red le falta calor, pero mi ordenador está que arde, no volveré a usarlo más de 5 horas diarias.

    Comentario por Patricia — Enero 29, 2009 @ 4:54 pm

  6. Una aclaración (que es muy pronto por la mañana y todavía no tengo ganas de discutir): el blog “Ni libre ni ocupado” es un blog, el autor escribe una columna semanal (supongo)en el diario 20 minutos. Por tanto, no todo lo que escribe en el blog se publica en 20 minutos, más bien creo que sólo esa entrada (y a lo mejor alguna otra).

    Otra aclaración (no lo puedo evitar): No sé qué pasa con el diario gratuito 20minutos aquí en Valencia, nunca lo pillo (En Barcelona está en todas partes y a todas horas, no sólo a primeras horas de la mañana). Quizá es que aquí no cojo casi nunca el metro. Nunca he leído a Daniel Díaz en 20 minutos. Y, en cualquier caso, no creo que lo percibiera de la misma manera. El blog lo leo en mi casa cómodamente cuando me apetece, si lo leyera en formato papel-periódico seguramente lo haría en transporte público con prisas y a lo loco y no lo disfrutaría de la misma manera.

    Comentario por Marta — Enero 30, 2009 @ 1:02 am

RSS feed de los comentarios de la entrada. Refernencia a esta URL

Deja un comentario

Creado con WordPress | Traducción de Ayuda WordPress por Fernando Tellado